Tema 2. Usuarios de la Vía

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

2.1. GENERALIDADES

 

Las vías son compartidas por distintos usuarios, todos con los mismos derechos. La seguridad y fluidez de la circulación dependen de todos y cada uno de los usuarios. Por ellos es necesaria la colaboración entre todos respetando a los demás y circulando de manera ordenada.

Entre los distintos usuarios se encuentran los peatones, los animales y los conductores de todo tipo de vehículos.

El Reglamento General de Circulación obliga a los titulares y usuarios de las vías y terrenos públicos aptos para la circulación, tanto urbanos como interurbanos, a los de las vías y terrenos que, sin tener tal aptitud, sean de uso común y, en defecto de otras normas, a los de las vías y terrenos privados que sean utilizados por una colectividad indeterminada de usuarios.

Los usuarios de la vía están obligados a comportarse de forma que no entorpezcan indebidamente la circulación ni causen peligro, perjuicios o molestias innecesarias a las personas, o daños a los bienes.

2.2. El conductor

El conductor debe garantizar su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. Por tanto, debe conducir con la diligencia y precaución necesarias para:

► Evitar todo daño, propio o ajeno.
► No poner en peligro ni a él mismo ni a los otros usuarios de la vía.

 

El conductor de un vehículo está obligado a mantener una atención permanente en la conducción. Debe asegurarse de tener el campo necesario de visión y una posición adecuada que le permita libertad de movimientos dentro de su propio vehículo.

También debe cuidar que el resto de los pasajeros mantengan una posición adecuada, y que los animales u objetos transportados estén correctamente colocados con el fin de evitar cualquier interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos.

El conductor deberá verificar que las placas de matrícula del vehículo no presentan obstáculos que impidan o dificulten su lectura e identificación.

Los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos o animales. 

Al aproximarse a otros usuarios de la vía, deberán adoptar las precauciones necesarias para su seguridad, especialmente cuando se trate de niños, ancianos, personas ciegas o en general personas con discapacidad y con problemas de movilidad.

 

2.2.1. Prohibiciones generales

► Queda terminantemente prohibido conducir de modo negligente o temerario.

Conducir de forma temeraria puede costar 6 puntos.

► El conductor de un vehículo en movimiento no puede hacer uso de dispositivos tales como pantallas con acceso a internet, monitores de televisión y reproductores de vídeo o DVD.

► Esta prohibición no afecta a los dispositivos GPS, así como a los monitores que estén a la vista del conductor necesarios para la visión de acceso o bajada de peatones o para la visión, en vehículos con cámaras, de maniobras traseras.

► Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas.

 

► Se prohíbe hacer uso,      durante     la conducción,   de   la telefonía móvil y de cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación  tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares. Quedan exentos de esta prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas.

 

Conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la atención a la conducción o utilizar manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación puede costar 3 puntos

► Se prohíbe instalar mecanismos, llevar instrumentos o acondicionar el vehículo para eludir la vigilancia de los agentes de tráfico o de radares, así como emitir o hacer señales a otros usuarios para advertir de su presencia.

Conducir vehículos que tengan instalados mecanismos o sistemas encaminados a inhibir la vigilancia del tráfico o que lleven instrumentos con la misma intención, así como de inhibición de sistemas de detección de radar puede costar 6 puntos.

► Quienes hubieren creado sobre la vía algún obstáculo o peligro deberán hacerlo desaparecer lo antes posible, y adoptarán entre tanto las medidas necesarias para que pueda ser advertido por los demás usuarios y para que no se dificulte la circulación.

Los resaltos en los pasos para peatones no se consideran obstáculos en la calzada, siempre que se garantice la seguridad vial de los usuarios y, especialmente, de los ciclistas.

► Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado. Las luces, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética y los teléfonos móviles deben encontrarse apagados.

 

Otras Prohibiciones

► Se prohíbe arrojar, depositar o abandonar sobre la vía objetos o materias que puedan entorpecer la libre circulación, parada o estacionamiento, hacerlos peligrosos o deteriorar aquélla o sus instalaciones, o producir en ella o en sus inmediaciones efectos que modifiquen las condiciones apropiadas para circular, parar o estacionar.

► Asimismo se prohíbe arrojar a la vía o en sus inmediaciones cualquier objeto que pueda dar lugar a la producción de incendios o, en general, poner en peligro la seguridad vial.

Arrojar a la vía o en sus inmediaciones objetos que puedan producir incendios, accidentes de circulación u obstaculizar la libre circulación puede costar 4 puntos.

► Los vehículos no podrán circular si emiten perturbaciones electromagnéticas o con niveles de emisión de ruido superiores a los límites establecidos, así como tampoco podrán emitir gases o humos en valores superiores a los límites establecidos, ni en los supuestos de haber sido objeto de una reforma de importancia no autorizada.

Todos los conductores de vehículos quedan obligados a colaborar en las pruebas de detección que permitan comprobar las posibles deficiencias indicadas.

► Se prohíbe la circulación de vehículos a motor y ciclomotores con le llamado escape libre, sin el preceptivo dispositivo silenciador de las explosiones, y cuando los gases expulsados por los motores, en lugar de atravesar un silenciador eficaz, salgan desde el motor a través de uno incompleto, inadecuado, deteriorado o a través de tubos resonadores.

► Se prohíbe también la circulación de vehículos con motor de combustión interna que circulen sin hallarse dotados de un dispositivo que evite la proyección descendente al exterior de combustible no quemado o lancen humos que puedan dificultar la visibilidad a los conductores de otros vehículos o resulten nocivos.

Los agentes de la autoridad podrán inmovilizar el vehículo en el caso de que supere los niveles de gases, humos y ruidos permitidos reglamentariamente.

► Se prohíbe llevar abiertas las puertas del vehículo, abrirlas antes de su completa inmovilización, así como abrirlas o apearse sin haber comprobado previamente de que no implica peligro o entorpecimiento para otros usuarios, especialmente cuando se refiere a conductores de bicicletas.

► Como norma general, se entrará y saldrá del vehículo por el lado más próximo al borde de la vía y sólo cuando aquél se halle parado.

 

2.3. Otros usuarios

2.3.1. Peatones

 

► Circulación en zonas peatonales

La circulación de toda clase de vehículos en ningún caso deberá efectuarse por las aceras y demás zonas peatonales.

Los peatones están obligados a transitar por la zona peatonal, salvo cuando ésta no exista o no sea practicable, en tal caso podrán hacerlo por el arcén o , en su defecto, por la calzada.

Aunque haya zona peatonal, podrán circular, siempre que adopten las debidas precauciones, por el arcén o, si éste no existe o no es practicable, por la calzada, en los siguientes casos:

► El que lleve algún objeto voluminoso o empuje o arrastre un vehículo de reducidas dimensiones que no sea de motor, si su circulación por la zona peatonal o por el arcén pudiera constituir un estorbo considerable para los demás peatones.

► Todo grupo de peatones dirigido por una persona o que forme cortejo.

► El impedido que transite en silla de ruedas con o sin motor, a velocidad del paso humano.

Los usuarios que utilicen monopatines, patines o aparatos similares no podrán circular por la calzada, salvo que se trate de zonas, vías o partes de éstas que les estén especialmente destinadas. Sólo podrán circular a paso de persona por las aceras o por las calles residenciales debidamente señalizadas sin que en ningún caso se permita que sean arrastrados por otros vehículos.

► Circulación fuera de poblado

Fuera de poblado, en todas las vías objeto de la ley, y en tramos de poblado incluidos en el desarrollo de una carretera que no disponga de espacio especialmente reservado para peatones, como norma general, la circulación de estos será por la izquierda. No obstante, la circulación de peatones se hará por la derecha cuando concurran circunstancias que así lo justifiquen por razones de mayor seguridad.

 

► Circulación en poblado

En poblado, la circulación de peatones podrá hacerse por la derecha o por la izquierda, según las circunstancias concretas del tráfico, de la vía o de la visibilidad.

► Circulación tanto dentro como fuera de poblado

No obstante lo dispuesto en los dos puntos anteriores, deberán circular siempre por su derecha, tanto dentro como fuera de poblado:

► Los que empujen o arrastren un ciclo o ciclomotor de dos ruedas, carros de mano o aparatos similares.

► Todo grupo de peatones dirigido por una persona o que forme cortejo.

► Los impedidos que se desplacen en silla de ruedas

 Todos ellos deben obedecer las señales dirigidas a los conductores de vehículos: siempre las de los agentes y semáforos; las demás señales deberán seguirla en cuanto les sean aplicables.

La circulación de peatones por el arcén o por la calzada se hará con prudencia, sin entorpecer innecesariamente la circulación, y aproximándose cuanto sea posible a su borde exterior.

La circulación en las calles residenciales debidamente señalizadas con la señal S-28, se ajustará a lo dispuesto en dicha señal.

Deberán marchar unos tras otros si la seguridad de la circulación así lo requiere, especialmente en casos de poca visibilidad o de gran densidad de circulación de vehículos.

phone
Cáceres, España

C/ Mario Vargas Llosa. 10005 - Cáceres

phone
hola@autoescuela.casa

Soporte Técnico - Comercial

phone
(+34) 652 24 66 19

Lun-Vie 9am-6pm

© 2020 Autoescuela.Casa. All Rights Reserved. Designed By BaseTic.Guru